Con la tecnología de Blogger.

Seguir por correo

CASO ENA DE SOSA, PUERTO RICO 2010


Ena de Sosa, de Puerto Rico, nos escribió a fines del 2010 para contarnos su Encuentro con una criatura del Tipo Mantis. En realidad, su primer mensaje fue muy escueto y, tras un período de intercambios de mensajes, con preguntas nuestras y respuestas suyas, pudimos obtener más detalles de esta experiencia. Reordenamos sus textos, y los presentamos aquí como si nos hubiese escrito su historia completa desde el principio, sólo para hacer más agradable la lectura, sin cambiar ni modificar en nada la información que nos entregó, por supuesto. Desde muy pequeña he tenido experiencias que, al menos en esta Tierra y su sociedad, no serían lógicas y mucho menos creíbles... ¿Puede ser ésta la razon de guardarlas para mí? Podría, aunque no la principal. Realmente, me mantengo al margen de algunas personas o grupos que se dedican a leer y a discutir estos temas... Pues, en ocasiones, siento un fanatismo que me repele. Hace aproximadamente dos años, como a las 8 de la noche, salí con un vecino a correr motora no muy lejos de donde vivo (Arecibo)... un lugar entre la playa y el campo. En un parque de pelota que queda en medio del campo, mi amigo decide bajar, pues no aguantaba los deseos de orinar... En lo que él terminaba, yo sentí ganas de escalar una pequeña colina que da hacia un pequeño valle... Trepé por las piedras y llegué al borde en la parte de arriba.Llegar y ver a ese ser, fue cosa de segundos... Parecido a una Mantis, pero color blanco leche... Me daba la sensación de que era húmedo como una ranita... Brillo muy verde en los ojos, aunque podría ser por la luz de los focos...  (Me refiero a que cerca de ese parque colinda una pequeña carretera que tiene un foco, aunque de luz opaca y anaranjada que esa noche, recuerdo estaba encendido e intentaba alumbrar un poco la calle... No sé, tal vez pensé que podría ser el efecto que tiene la luz en los gatos... Pero la verdad es que sus ojos eran exageradamente verdes...).

Su tamaño era, tomando en cuenta que estaba un poco lejos, como de unos 4 a 5 pies (1.20 a 1.50 m), no mas de eso. De una expresión dulce... Alteró un poco la duración del tiempo y los alrededores... Sus patas eran al revés, y la verdad, me impactó mucho su aspecto físico... Estaba caminando, pasando frente a mí, como a unos 10 pies (3 mts) de distancia, más o menos. Escuché sus pasos en la hierba, decidí quedarme muy quieta, pues pensé que de esa forma, él no se percataría de mi presencia... Me equivoqué, pues pensar y que el ser de inmediato volteara a mirarme... como si hubiese captado el pensamiento. Se detuvo a observarme... ésa fue la sensación, y yo no me atrevía a mover ni un dedo... No tanto por miedo... es que me impactó. Luego empieza a caminar hacia mi direccion, pero despacio... Entonces, me asusté... Con la voz en un susurro, decido llamar a mi amigo, mientras me echaba hacia atrás, sin despegar la mirada de aquella criatura. Escuché entonces que me llaman, y el ser debe haberlo escuchado también, pues se detuvo de inmediato... Yo logré bajar la colina, sin darle la espalda. Una vez abajo, le digo a mi amigo que nos fuéramos de inmediato... El percibió que algo ocurría, pues se montó conmigo en la motora y sin cuestionar, nos alejamos del lugar. Yo empiezo a llorar, y le cuento lo que vi... Él no cree en nada de esto, pero no se burló... Por el contrario, fue muy atento. Algo que nos pareció raro, fue que mi amigo asegura que llevaba un rato desde la parte baja de la colina, viéndome de espaldas y diciéndome que qué yo hacía allí arriba... Segun él, me llamó en varias ocaciones, pero no respondí hasta después de un rato... Él nunca me escuchó llamarle.

Luego de esa noche, pasada ya varias semanas, creo, soñé con él... En el sueño, la criatura besaba mi ojo derecho, y entonces, un desfile de visiones surgieron como un río...  Debo admitir que me llamó la atención un lugar árido, de tierra rojiza y agrietada y miles de personas aglomeradas sufriendo hambre... en su mayoria gente negra, ancianos, niños... fue apenas esta semana que reconocí que tal vez ese lugar podría ser Haití luego del terremoto...También recuerdo unas ondas expansivas que se extendían desde el corazón de una selva y dejaban al descubierto ruinas de estructuras que no me parecen de este tiempo... Mucha pobreza, llantos, desespero... Tal era la atmósfera de sus visiones o de sus recuerdos... 




Fuente cropdatos.blogspot.com

0 comentarios:

Publicar un comentario