Con la tecnología de Blogger.

Seguir por correo

DE DONDE VENIMOS?


Sabemos por antiquísimos relatos que los “dioses” fueron y vinieron por los cielos de China durante unos cuantos miles de años. De hecho, y no como un dato menor precisamente, los más antiguos registros chinos hacen referencia a innumerables artefactos – dragones, raros pájaros y carros celestiales – que lossoberanos divinos conocidos como los “Hijos del Cielo” – que gobernaron durante 18.000 años – utilizaban para volar a su antojo entre las nubes del Imperio.
Al respecto, la revista “China reconstruye”, editada en Pekín, publicó, en agosto de 1961, un interesante artículo intitulado “Abriendo las puertas del cielo”, cuyo autor, Chih Fei, aludía a una remota leyenda acerca de Chang Ngo, “la apasionada de la luna”, quien junto a su esposo Hou-Yih es mencionada  por diversas fuentes literarias como una especie de pareja viajera del espacio, que, al estar de las narraciones, habría recorrido ida y vuelta, varias veces, el trayecto entre la Tierra y la Luna. Se dice ahí que una enorme nave resplandecienteaparecía por la noche en el mar y que su luz se apagaba durante el día. Y también que tal nave tenía  la facultad de volar a la Luna y a las estrellas, de modo que se la conocía como “la nave que cuelga entre las estrellas” o bien “la nave para la Luna”, la cual, según se hubo registrado, fue vista por los habitantes de China ascendiendo y descendiendo por el espacio durante doce años.

Pero antes de eso, otra pareja celestial hizo lo propio aquí en la Tierra…

Fu Hsi y Nüwa: Dioses creadores
Según se menciona en el Ban Gu, Baihu tongyi, “No había al principio ningún orden moral o social. Los hombres sólo conocían a sus madres, no a sus padres. Cuando estaban hambrientos, ellos buscaban comida; cuando estaban satisfechos,  tiraban los restos. Devoraban su comida con el cuero y el pelo, bebían sangre, e iban cubiertos de pieles y harapos. Entonces llegó Fu Hsi y miró hacia arriba y contempló las imágenes en los cielos, y miró hacia abajo y contempló los acontecimientos en la Tierra. Él unió al hombre y la esposa, reguló las cinco etapas del cambio, y estableció las leyes de la humanidad. Él inventó los ocho trigramas para adquirir dominio sobre el mundo.”

Un tanto confusas a veces, las referencias a Fu Hsi y su esposa/hermana Nüwapermiten sin embargo hablar de una pareja de soberanos o de dioses creadores. En rigor, también se ha escrito que cuando la Tierra fue barrida por un gran diluvio, ambos sobrevivieron y fueron a vivir a la montaña de Kunlun donde oraron al Emperador del Cielo, quien aprobó su unión y a partir de entonces los hermanos se pusieron a procrear la raza humana.

Narraciones muy semejantes a éstas condujeron oportunamente hacia lahipótesis de que seres extraterrestres pudieron haber intervenido en la evolución del ser humano, aplicando avanzados conocimientos en ingeniería genética; idea que ha sido sostenida durante décadas, especialmente porZecharia Sitchin y Erich von Däniken, a partir de una lectura moderna de algunos pasajes de los milenarios textos sumerios de la creación o bien del Antiguo Testamento, y teniendo en cuenta, además, la existencia de ciertas manifestaciones del arte antiguo que representan muy extraños “árboles de la vida” o serpientes curiosamente entrelazadas entre sí – como en el caduceo, por ejemplo -, que recuerdan a primera vista la bien conocida estructura en forma de doble hélice de la molécula del ADN.


Fuente misteriossinrespuesta.



0 comentarios:

Publicar un comentario