Con la tecnología de Blogger.

Seguir por correo

EL ASTRONAUTA DE FERGANA

Muchos ufólogos proponen la teoría de que en tiempos prehistóricos los seres humanos fueron visitados por alienígenas, quienes ayudaron tecnológicamente a estos hombres de neanderthal a evolucionar para ser lo que los seres humanos somos hoy en día.
Una aplastante evidencia de esta teoría son las pinturas rupestres del Valle de Fergana, en el corazón del actual Uzbekistán. Estos dibujos artísticos fueron datados por científicos de la Universidad de Kiev mediante técnicas de datado de carbono 14, que arrojaron unos 12.000 a 13.000 años de antigüedad.

Pero lo más interesante es lo que se puede apreciar en ellos, figuras humanoides con escafandras, cláramente similares a los trajes de los astronautas de hoy en día, probando que nuestros antepasados simiescos se encontraron cara a cara con seres de otros mundos, vestidos con trajes espaciales.

El Astronauta de Fergana, como fue bautizada por Lubomir Polikarpov, el famóso ufólogo ruso, es una inmejorable evidencia del contacto alienígena en la prehistoria. En ella se puede ver en el fondo una nave espacial con forma de platillo, con sus retropropulsores encendidos. Junto a esta, en el suelo, se aprecia la figura de un extraterrestre enfundado en su traje espacial que le permite respirar en la atmósfera terrestre.

Vale la pena también destacar que el suelo ajedrezado sólo pudo haber sido realizado teniendo conocimientos básicos de perspectiva, algo que de ninguna manera poseían los neanderthales… hasta su encuentro con estos seres, claro esta.

Pero lo que más se destaca del grabado es la imágen en primer plano, a la izquierda. Claramente se puede observar a uno de estos seres, sin su escafandra espacial, tal como se debieron haber mostrado a nuestros antepasados, hace no menos de 12.000 años.

Finalmente,  el alienígena sostiene en su mano un objeto inconfundible: un disco Dropa. Polikarpov tiene la teoría de que estos alienigenas pertenecían a la misma civilización que se estrelló en el Tibet, dando origen a la leyenda de los discos Dropa, pero cree que pertencen a una expedición anterior, destinada no a los Himalayas, sino al Asia central, expedición que llegó, realizó su misión y luego partió a su planeta natal. ¿Será posible que nuestra tecnología y sapiencia actual hayan sido impulsadas por seres de otras galaxias? Cada vez hay más evidencias de que esto asi ha sido. Tenemos a los discos Dropa, las pinturas rupestres de Fergana y quien sabe que nuevos descubrimientos sobre estos visitantes del pasado encontraremos en un futuro cercano...

1 comentario :

  1. Por desgracia este caso sí tiene explicación

    http://ojo-critico.blogspot.com.es/2008/08/el-astronauta-de-fergana-nunca-existi.html

    ResponderEliminar